“Coludirse es muy grave,
pero hacerlo con los medicamentos
es criminal”

ÚLTIMAS ENTRADAS

Senador Girardi denuncia que exceso de yodo en la sal incrementó el hipertiroidismo

Publicado el 06/04/2018 | 0

El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud del Senado, junto al doctor Rodrigo Moreno Reyes, Jefe del Departamento de Medicina Nuclear del Hospital Erasme-ULB de Bélgica, dieron a conocer un estudio que revela que la concentración excesiva de yodo en la sal común está afectando a la población chilena, aportando al desarrollo de patologías endocrinas, en vista del incremento del hipertiroidismo y diversas otras enfermedades de la tiroides, por lo que solicitaron al Minsal revisar las normativas que obligan adicionar dicho elemento a la sal.

El senador Guido Girardi difundió este viernes 6 de abril un estudio que alerta sobre la presencia de yodo por sobre la normativa internacional en la sal común, lo cual podría tener relación con hipertiroidismo y problemas de enfermedad autoinmune, por tanto solicitó al Ministerio de Salud revisar las actuales normativas que permiten los altos niveles de este micronutriente en la sal comestible.

Gracias al aporte del también consejero de políticas sobre nutrición del Ministerio de Sanidad belga, Rodrigo Moreno Reyes, y Cecilia Opazo, miembro del Equipo Milenio, el senador PPD informó que en relación al consumo promedio mundial de sal, Chile supera en el doble los índices globales,- y en cinco veces los de Europa-, por lo que se estima que este sobreconsumo favorece la hipertensión y el mal funcionamiento de la producción de la hormona tiroidal, afectando el desarrollo de todos los órganos del cuerpo.

Además de revelar que se ha detectado una incidencia mayor en las mujeres, el también médico y presidente de la Comisión de Salud del Senado, afirmó que es deber del MINSAL velar por políticas públicas que debieran generar menores riesgos y mayores beneficios fruto del consumo de productos reglamentariamente modificados.

Ello porque desde 1989 la adición de yodo a la sal de mesa es ley, lo cual obligaría al monitoreo nacional continuo y nuevos estudios para adecuar los niveles, tal y como se realizó hasta 2003 y derivó en la reducción de la sal en el pan algunos años atrás. “En salud, el principio precautorio indica que si se debe agregar un vector a un producto, se debe demostrar que éste es inocuo, para reducir al máximo los riesgos. Por ello, se deben revisar los criterios y normas de yodación”, señaló Girardi.

El parlamentario anunció a su vez que para revertir los nefastos efectos del exceso del consumo de sal, se reunirá con el Ministro de Salud y generará las instancias para que suceda una discusión en torno al tema en la Comisión de Salud del Senado. “Es necesaria una política pública sin externalidades negativas. La sal de mar, al ser procesada, pierde yodo, por tanto éste debe ser añadido para evitar carencias y el desarrollo de bocio endémico o el cretinismo. Sin embargo, urge realizar nuevas mediciones para reducir la cantidad agregada, ya que el exceso de consumo ha derivado en un aumento del 500% de hipotiroidismo y enfermedades autoinmunes”, indicó el senador Girardi.

Noticias Destacadas